SALUD DE LAS MUJERES

Los 70s

En 1973, CIDHAL empieza a impartir seminarios sobre el papel de las mujeres en un mundo cambiante, la búsqueda de criterios de valor para el trabajo de inserción en el pueblo, paternidad responsable, aborto, mujer y política, educación, mujer y teología, la imagen de las mujeres en la predicación de la iglesia católica, diferentes conceptos del trabajo social en América Latina, el concepto de maternidad y otros.

En 1977, se elabora un proyecto de carácter educativo y popular que se enfocó en temas de salud y nutrición junto con alfabetización y planificación familiar. El nuevo equipo de trabajo de CIDHAL empezó a establecer vínculos con mujeres de colonias. También se realizaron dos seminarios sobre gerontología.

En Junio de 1978 se inaugura el primer Centro para Mujeres en CIDHAL, cuando se encontraba en la calle de Humbolt. Lo integraban una pedagoga que daba orientación e información en general,  dos médicas que alternaban días de servicio y una psicóloga. El eje central del trabajo fue “la necesidad de socializar el conocimiento sobre salud a mujeres no médicas.” Primero se ofreció medicina alopática y luego se integro la homeopatía. Sus dos objetivos eran: proveer servicios de salud, dar información de otros servicios y dar cursos de formación para promotoras de salud en las colonias populares.

Ese año también se empezó a hacer un directorio sobre otros servicios relacionados a la vida de las mujeres. Por ejemplo, se daba información y asesoría profesional en asuntos legales, guarderías, capacitación, trabajo y salud. Se daba orientación para casos de violencia o embarazos no deseados. Debido a los abortos clandestinos, chantaje médico, entre otros problemas, se iniciaron trabajos de formación de un Frente para la demanda de la Maternidad Voluntaria (legalización del aborto y crítica a la política de control natal de gobierno). Se organizó un debate sobre aborto, abriendo un programa intenso para el análisis de esta problemática.

El equipo de CIDHAL realizó una reflexión profunda sobre la salud de las mujeres, con el apoyo del libro Nuestros cuerpos, nuestras vidas del Colectivo de Boston. CIDHAL aportó un lenguaje y visión latinoamericana y un directorio de salud. Se publicaron artículos en el Correo del Sur, periódico local dirigidos a los sectores populares, sensibilizando sobre la problemática de la mujer en torno a la salud, la iglesia y el aborto, entre otros temas.

En 1979, se realizaron talleres de Formación de Promotoras de Salud, los cuales generaron la Carpeta Amarilla: Guía para promotoras de salud.  En ella se abordaba  no sólo el tema de la Salud Reproductiva sino salud en general: conocimiento del propio cuerpo, nutrición, medicinas alternativas y otros temas particulares que se vinculaban con la situación general (proceso de producción y distribución de los alimentos, las repercusiones de la crisis económica sobre el salario, alimentación y acceso a los servicios médicos. También se publicó una Carpeta Verde: La condición de la mujer en México, en la cual se abordó el tema de la doble jornada.

       

A finales de 1979 se llevo a cabo un curso de salud donde se abordó la cuestión de autoayuda y asistieron feministas de otros países, de organizaciones políticas, del Movimiento de Liberación de las Mujeres, y de grupos de apoyo como María, Liberación.

Los 80s

En 1980, CIDHAL se traslada a Madero donde continúa la consulta médica alopática y homeopática, se proyecta hacer una carpeta para la salud de la mujer. Se impartió un curso de auto reconocimiento genital. También dos personas del equipo de CIDHAL viajan a Los Angeles, para estudiar cuestiones de salud y servicios médicos para mujeres en una clínica feminista.

Se participó en el Primer Encuentro Nacional de Mujeres realizado en Ciudad de México.

CIDHAL se integra al Frente Pro Derechos Humanos del Frente Nacional contra la Represión (FNCER) y a una comisión de enlace promovida por SEPAC (Servicios Educativos Populares. Junto a Trabajadoras Domésticas presentan un documento sobre Violación que despertó mucho interés e influyó en la realización de un Foro sobre la Mujer.

En 1981, el área de salud estaba trabajando en el doblaje de una película de partos y estaba elaborando un audiovisual sobre sexualidad. CIDHAL participó en el Primer Encuentro Nacional de Salud, y continuó participando con varias organizaciones de salud, que después se constituyeron en la Red Nacional de Salud Popular.

En 1982, en el centro de salud de CIDHAL se proveía atención médica homeopática exclusivamente. Se promovían los métodos anticonceptivos menos dañinos (naturales y de barrera). Y se participó en una campaña nacional para solicitar la fabricación en México del diafragma.

Ese mismo año se realizó un taller llamado, Enfermedades de la Mujer: Taller de Herbolaria Regional y se publicó un folleto llamado, ¿Qué comemos los mexicanos? Así mismo, el Colectivo de Mujeres de Boston: “Nuestros Cuerpos, nuestras vidas”, dio apoyo para la elaboración del folleto sobre Menopausia: “Estos cambios nuestros” y también para la publicación de la primera edición del libro, Cuerpo de Mujer.

 

A finales de enero de 1982 se impartió el Primer curso sobre parto psicoprofiláctico para que las mujeres se familiarizaren con lo que podría pasar antes, durante y después del nacimiento de su hijo o hija; como resultado de este curso se atendieron tres partos en CIDHAL.

En 1983, se continúa con la consulta homeopática y asesoría grupal sobre anticonceptivos. Se elaboró la segunda edición de la Guía de Promotoras de Salud.  También se ofrecen cursos de masajes.

CIDHAL organizó el Taller “Patriarcado y Salud” en el Segundo Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe. Este espacio permitió que se compartieran experiencias en salud de varios países. La incidencia política era muy importante para poder cambiar leyes reproductivas y de salud.

En 1984 se forma la Red por Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe—una red horizontal destinada a informar, comunicar y educar sobre la salud de las mujeres desde una visión feminista, alternativa y crítica de los sistemas de salud.

Ese mismo año, el gobierno estatal adoptó una acción ofensiva contra las organizaciones sociales y los movimientos democráticos; reprimió a colonos, campesinos y a diversas fuerzas políticas. El gobernador Lauro Ortega realizó una intensa campaña de desprestigio y difamación de personas de algunas organizaciones políticas y sociales. El 30 de marzo de 1984, el gobierno cerró nuestro Centro de Salud. La encargada del dispensario médico de CIDHAL fue sometida a un interrogatorio policíaco, acusando a la organización de realizar abortos y apoyar a la guerrilla nicaragüense. El apoyo de organizaciones y partidos políticos, al igual que de mujeres independientes, como de grupos de algunos sectores de la prensa fue decisivo y culminó con la reapertura del Centro el 9 de abril.

En 1986, la consulta la constituían 90% mujeres de colonias pobres o campesinas de poblaciones cercanas. La visión de salud de CIDHAL se difundía a través de las mujeres que acudían a las consultas, sus hijos y esposos o compañeros que se incorporaban a esa nueva concepción de salud. Continuaba el trabajo de capacitación: cómo medir el diafragma, uso de anticonceptivos, entre otros. En CIDHAL México, inicia la consulta con una médica.

En 1987, inicia la formación de acupunturitas que dura 4 años. Se introduce un trabajo del cuerpo que es una nueva síntesis del conocimiento occidental y oriental llamado Zero Balancing. En el consultorio de Cuernavaca se trataba con acupuntura, pero también con hierbas y masaje, utilizando técnicas tradicionales de México, así como Zero Balancing.  También atendía una psicóloga dos horas semanales casos de urgencia y a bajo costo. Durante cuatro años se impartió un curso de Preparación para el parto.

Ese mismo año, se abrieron nuevos frentes de trabajo en las colonias. Se crea un grupo de mujeres y se abre la Casa de la Mujer en Tejalpa. Ahí aprendieron a hacer pomadas, e iniciaron el centro de reciclaje. Las prácticas de acupuntura iniciaron en 1988. Se impartieron cursos para preparar un botiquín de hierbas para uso familiar y comunitario (capsulas, jarabes y pomadas). Se organizaron talleres en las colonias sobre enfermedades comunes y plantas medicinales del estado de Morelos.

CIDHAL acompañó a las mujeres de Tejalpa en la realización de un auto diagnóstico sobre las condiciones de vida en sus respectivas colonias. En este diagnóstico se incorporaron datos sobre vivienda, servicios, contaminación, relaciones familiares y sociales, todos relacionados con la salud y el análisis de factores socioeconómicos que los generan.

También se enseñaron primeros auxilios, curación con hierbas, prevención de enfermedades y otros. Más adelante se abordaron temas de sexualidad: estudio de las relaciones, placer y roles sexuales. Se promovió el autoexamen y el uso de diafragmas, logrando así romper el mito del cuerpo.

Asimismo en 1987, se publicó la segunda edición del libro Cuerpo de Mujer. Se elaboraron carteles y folletos para el Día internacional de la Mujer, para la Campaña en Contra de la Violencia hacia las Mujeres y para el Cuarto Encuentro Feminista Latinoamericano.

En 1988, CIDHAL se traslada a Calle de Las Flores, Acapantzingo, su ubicación actual. Ese mismo año, se organizaron talleres en diferentes partes de Morelos y de Oaxaca, también se otorgó asesorías a diversos grupos del MUP y del INFONAVIT. Se participó en reuniones feministas sobre aborto del Frente Nacional por la Maternidad Voluntaria y del Seminario Preparatorio sobre la Red Mundial de Derechos Reproductivo. Se llevaron a cabo acciones contra la mortalidad materna, en coordinación con otros grupos de salud latinoamericanos y Redes internacionales, como la elaboración de carteles para la Campaña (28 de mayo) en contra de la Mortalidad Materna.

Se inició un proyecto de investigación sobre anticonceptivos de barrera y el SIDA, y se desarrollaron talleres de autoayuda y anticonceptivos en otros países de L.A. en coordinación con otras organizaciones.

CIDHAL participó en el Encuentro Internacional de Salud y Mujer en Costa Rica, donde se discutieron tres temas: los derechos reproductivos, la salud comunitaria, y drogas, medicamentos y amenazas ambientales. Se publicó un boletín para difundir está información.

Ese mismo año inició un trabajo de Formación Feminista con las Parteras del estado de Morelos, en coordinación con la Secretaría de Salud que las supervisaba y capacitaba. Se promovió la coordinación de ocho psicólogas que proporcionaban atención a mujeres maltratadas y violentadas, así como a los casos de abuso sexual a menores.

Continúa la atención médica con consultas de homeopatía y acupuntura, preparación para el parto. Se amplía la consulta en la Casa de la Mujer en Tejalpa. El curso de acupuntura llega a una etapa avanzada.

En Tejalpa, CIDHAL inició dos talleres teórico-prácticos de nutrición: la política alimentaria del Estado, el papel de las mujeres como responsables de la alimentación y la nutrición con soya. Paralelamente se promovió una investigación de los problemas de salud a nivel comunitario y las posibles acciones prácticas. En agosto, el área de Organización Popular, trabajaba coordinadamente con promotoras que trabajan con mujeres de zonas rurales en otras regiones del país, y se desarrollaron talleres de educación sexual.

En 1989, continúa el consultorio y una integrante del área de salud termina su formación como partera, y se integra al consultorio. Se continúa el acompañamiento desde el área de educación y organización, especialmente en salud y nutrición. Ese mismo año, CIDHAL participaba en una Red Nacional contra la Violencia.

Los 90s

En 1990, se inaugura la Sala de Partos y las integrantes del área de salud imparten cursos sobre el concepto de salud desde una perspectiva de género a las parteras. También se realizó un taller sobre cáncer de la mujer. Elaboraron una bibliografía temática sobre aborto y otra sobre violencia. Se publicó la primera edición de la carpeta sobre Violencia Doméstica. El equipo de México D.F, se dedica a difundir información sobre SIDA y despenalización del aborto.

En 1991, el congreso del estado de Chiapas aprobó la despenalización del aborto por decisión de la mujer. En CIDHAL se trabajó en el análisis de las implicaciones del aborto clandestino en la salud de las mujeres. Se aportaron elementos de análisis de las diversas técnicas terapéuticas que se empleaban en otros países para aborto legal, señalando los niveles de riesgo y complicaciones en cada una de ellas. Desmintiendo así una serie de supuestos de quienes han dirigido la lucha contra la despenalización del aborto. Se publica “Mujer, Sexualidad y SIDA”, y “Antología sobre el aborto”.

Se inició una campaña para modificar las leyes que castigan los delitos de violencia sexual con el objetivo de lograr una legislación que no sólo castigara a los agresores, sino que también facilitara la denuncia de las agredidas y garantizara también la atención integral a éstas: auxilio médico inmediato, orientación legal y apoyo psicológico—todos sufragados por el Estado.

En CIDHAL D.F. se impartieron cursos de formación de promotoras y talleres de sexualidad. En Morelos se coordinaron talleres sobre menopausia, sexualidad a jóvenes y sobre enfermedades de la mujer, homeopatía y prevención de la violencia. Se inicia el proyecto para una Red de Centros de Documentación Mujer y Salud, una red internacional integrada por Estados Unidos, Malasia, México, Brasil y Chile.

Continúa la Casa de la Mujer de Tejalpa y se realizan actividades de formación feminista y ecologista, así como actividades para generar ingresos: tejido de máquina y elaboración y venta de medicamentos herbolarios. En 1991, se crea el proyecto de promotoras ambientales y se realiza un estudio de factibilidad para el Centro de acopio de desechos inorgánicos.

En 1992, continúa la consulta homeopática, acupuntura, servicio de toma de muestras de Papanicolaou, enfermedades de transmisión sexual y embarazo. Se trabaja con laboratorios de probada calidad. Se continúa también con las clases se preparación al parto. Se dieron 3 talleres de formación y capacitación a las parteras en coordinación con la Secretaría de Salud. Se mantuvo la coordinación de la red de psicólogas que atienden a mujeres violadas o maltratadas. Ese mismo año, se publicó una Propuesta Metodológica para Grupos y Promotoras sobre El Cuerpo y Nuestra Identidad: Sexualidad, Maternidad Voluntaria y Violencia; y se realizó un taller de Formación para Promotoras en la Lucha Contra el SIDA con su  Memoria.

En la Casa de la Mujer de Tejalpa, se forman promotoras ambientales y se conforma una coordinadora de reciclaje.  Se apoyo al área de educación con talleres sobre homeopatía para promotoras de salud de la zona oriente.

Finalmente, se estableció la Red Internacional de Centros de Documentación sobre salud reproductiva en 1992.

En 1993, se publicó una Guía de Usos de Remedios Homeopáticos para Promotoras de Salud. Se participó en la Primera Conferencia Nacional por una Maternidad Sin Riesgos y en la fundación del Comité en México con el mismo nombre. Se ha participado activamente desde entonces hasta el 2012 y reintegrándonos en 2015 a la actualidad.

            

En 1996 organizamos la primera Conferencia por una Maternidad Sin Riesgos en Morelos estableciéndose el Comité con el mismo nombre, el cual trabajó activamente hasta 2011. Re activándose en 2018 para hacer un intenso trabajo por la promoción de la partería en el estado de Morelos tanto tradicional como profesional. Integrándonos al Grupo Técnico Intersectorial para el impulso de la Partería, liderado por la Secretaría de Salud.

En 1998, se publicó la segunda edición de la carpeta sobre Violencia Doméstica.

 

2000

En 2007,2008 y 2009 con el apoyo de IPPF, mejoramos los servicios de salud reproductiva atendiendo de manera profesional y segura la interrupción del embarazo no deseado.

A partir de 2009 CIDHAL se une a una Coalición Nacional Feminista liderada por CODICE SC (Comunicación, Dialogo y Conciencia) para el control del Tabaco, siendo el estado de Morelos el 3er. estado en el país y el primero de la coalición que logra (con arduo trabajo de incidencia política) que se apruebe la Ley y Reglamento de espacios 100% Libres de Humo de Tabaco.

Desde 2010 se ha intentado mantener un área de Servicios de Salud Integral con la colaboración autónoma de psicólogas, terapeutas  y acupunturistas.

En 2015 se intentó organizar sin recursos financieros el Proyecto Mujer y Salud (MUSA) para ofrecer Servicios de Salud Integral, a los que se sumaron diversas terapeutas en nutrición, micro dosis, masajes, psicología, acupuntura, flores de Bach, Biomagnetismos Médico y consulta general.  Esta propuesta duró muy poco y desde 2018 los servicios de salud cuentan con 1 psicóloga, 2 acupunturistas. 1 terapeuta en Multienergética y Aromaterapia.

La autonomía significa que las integrantes cobran sus consultas y dan a CIDHAL una colaboración mensual.

Al mismo tiempo desde 2015, el Área de Salud de CIDHAL ha participado a nivel nacional en el Grupo Evaluador de la Iniciativa para el impulso a la Partería; representando también nuevamente a CIDHAL ante el Comité promotor por una Maternidad Segura en México y ante el Grupo Técnico Intersectorial para el impulso al proyecto integral de Partería en el estado de Morelos.

CIDHAL ha sido parte desde 2016 de la Campaña Nacional en redes sociales “Parteras de Hoy” Coordinada por GIRE y en 2018 coordinamos la misma campaña específicamente en el estado de Morelos.

En 2018 se participó en un proyecto de abogacía e interlocución con la Secretaría de Salud del Estado para el impulso a la Partería en Morelos, proponiendo la atención paulatina del  parto sin riesgo en las Posadas AME cercanas a los Hospitales, por enfermeras especializadas en Obstetricia y perinatología, con el fin de mejorar la calidad de la atención y evitar la violencia obstétrica.

© 2018 by Cidhal A.C.

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • YouTube Social  Icon

LLÁMANOS    /   01 (777) 312-12-26  / Calle de las Flores #11 Col. Acapantzingo Cuernavaca, Morelos, México

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now